La Torre de Pisa es el emblema del municipio de Pisa, en Italia, Europa. Pisa se encuentra dentro del territorio de la Toscana, siendo la capital de ésta. La principal atracción de los turistas que preparan un viaje a Pisa, es para ver su famosa torre inclinada. Pero Pisa tiene una historia que cuando se llega y se visita se hace especial. Pero los turistas quieren ver el paisaje tan especial que provoca la vista de ver una torre inclinada, que parece que siglos atrás quería caerse.

 

La torre de Pisa realmente es un campanario de la Catedral de Pisa, monumento que se sitúa al lado de la famosa torre, pero el espectacular paisaje que genera la torre inclinada le hace quitar casi todo el protagonismo a la catedral. La Torre de Pisa tiene 8 niveles con una base de 15 columnas. En su interior se encuentra una escalera con más de 200 escalones que ayudan a llegar a lo más alto, pero, debido a su peligrosa inclinación, no está permitido entrar dentro del edificio, el cual está sujeto en el interior del suelo para evitar su caída. La Torre de Pisa tardó 177 años en construirse, empezando en el 1173.

 

Como ya hemos dicho, para hacer un viaje a Pisa prácticamente le puede dedicar un día, ya que la torre de Pisa y su catedral es el principal y casi único reclamo turístico de la ciudad de Pisa, pero en sus alrededores se encuentran unas tierras tranquilas y que puede aprovechar para visitar, pasear y pasar un día relajante al sol, ya que el clima que se puede encontrar en Pisa anima a que se puede pasar un día agradable alrededor de su famoso monumento, gran reclamo de viajes y turistas que se pasan al año por uno de los monumentos de Italia.